Bruxismo

¿Te duele la cabeza y la mandíbula al levantarte por la mañana?
Si es así, es posible que padezcas bruxismo.

El bruxismo es el hábito de apretar a rechinar los dientes involuntariamente, normalmente durante las horas de sueño. Suele deberse a los estados de estrés que tanto acompañan a nuestro ritmo de vida actual, por lo que es una afección muy común en nuestra sociedad.

¿Qué consecuencias tiene el bruxismo para tu boca?

El bruxismo desgasta las piezas dentales debido al movimiento involuntario que provoca al apretar o rechinar los dientes. En los casos más graves, el esmalte puede resultar dañado de manera irreversible, lo que provoca hipersensibilidad dental, caries y desgaste dental (pérdida del espesor del esmalte).

La saliva de una persona estresada es mucho más acida que la de una persona sin estrés por tanto las férulas dentales son una gran ayuda sobretodo porque protegen los dientes, no porque evite que se produzca el bruxismo.

Se pueden dar, además, casos de movilidad dentaria y fracturas si el bruxismo se encuentra avanzado. Pero no solo los dientes sufren las consecuencias: las encías pueden inflamarse y experimentar retracción.

En cuanto a nuestra salud general, el bruxismo provoca insomnio, dolores de cabeza, de oídos o de cervicales,  tínitus o acúfenos.

También es posible experimentar molestias al abrir la boca o masticar. Sobretodo por la tetania (rigidez)que se provoca en los musculos masticatorios durante el dia y la noche.

¿Cómo se soluciona el bruxismo?

Además de las férulas de descarga mencionadas, mediante PHYSIUM somos capaces de descargar de manera casi inmediata toda la musculatra masticatoria, cráneo y cervicales para descargar toda esta zona haciéndola menos vulnerable a la contractura así como quitamos los síntomas asociados.

Es importante localizar la causa, sea de origen físico o psicológico, para así poder encontrar la manera de atenuar o solucionar el caso personal de bruxismo.

Solemos recomendar a los pacientes que realicen actividades que les ayuden a controlar el estrés y la tensión muscular, además de mantener unos hábitos de sueño saludables.

Ir arriba